DETALLE DE LA EXPERIENCIA

Una experiencia en Rosell Boher Lodge en Cuyo, Argentina.

En el Rosell Boher Lodge de Luján de Cuyo usted no puede faltar a una de las cabalgatas que se le ofrecen, tan plácidas como las comidas que le esperan al dejar los caballos al volver del paseo.

El recorrido de la cabalgata flanquea la viña y la cordillera que le sirve de marco, dentro de las 800 hectáreas del viñedo, y sobre las piedras que jalonan el sendero, pero no es un sendero escarpado ni de montaña.

Los caballos son de raza criolla –la raza argentina por excelencia–, ensillados con lomillo, no con montura, y son elegidos por cada jinete, en función de su destreza. Su guía será un baqueano de montaña que, en este caso particular, solo habla español.

Los horarios de las cabalgatas varían dependiendo de la temporada. En verano o, en general siempre que hace calor, usted podrá salir a caballo bien temprano o ya al caer la tarde. Pero cuando hace frío, durante las horas en las que haya sol.

Los caballos ser reservan con 48 horas de anticipación y basta que sean al menos 2 personas o un máximo de 6. Los huéspedes no participan en el ensillado. No hay límite de peso especificado para los jinetes. Pasarán una hora deliciosa –tal vez 45 minutos–, respirando el aire puro de la cordillera, contemplando su cielo límpido y recibiendo los rayos del sol arriba de un caballo.

Comience su experiencia aquí.

RESERVE HOY